Saltar al contenido
TodoLienzos.online

Guía para enmarcar tus lienzos paso a paso

como enmarcar tu lienzo

Si quieres saber cómo enmarcar un lienzo, has llegado al lugar indicado. Enmarcar lienzos es dar un paso extra para que nuestra pintura tenga un estilo aún más propio. 

En este post te explicamos, paso a paso, cómo enmarcar un lienzo o si prefieres hacer el tuyo propio, te damos una guía de cómo fabricar tu propio marco.

Pasos para enmarcar nuestros lienzos

Lo primero al escoger un marco es saber qué pintura vamos a enmarcar, ya que el propio marco también será parte de la obra.

Un lienzo enmarcado puede cambiar la percepción de lo que vamos a ver. Por eso es importante saber si vamos a enmarcar un dibujo en acuarela, al óleo, témpera…

El marco de nuestro lienzo puede dar un impacto visual completamente diferente.

Además, disponer de un marco ayudará a colgar el lienzo a la pared de una manera más fácil.

También es importante pensar: ¿Compro el marco? o por el contrario ¿Lo quiero fabricar desde cero?

En caso de que tengamos el marco.

Cuando tenemos un marco ya montado, nos ahorramos gran parte del proceso. Tan solo hay que comprobar las medidas del lienzo que queremos encajar, y que el estilo del marco concuerde con el de nuestra pintura.

Si el marco encaja bien con el lienzo, sin huecos ni desniveles, toca fijar ambas partes.

Para ello, hay que grapar el bastidor al marco por la parte trasera usando una grapadora téxtil.

Como puedes ver en el dibujo de arriba, la sujeción es muy importante.

Si hacemos estas uniones entre el marco y el bastidor evitaremos que el lienzo se suelte, o acabe cayéndose.

Para colgar el lienzo a la pared, necesitaremos anclajes. Estos pueden ser ganchos, que se introducen en la parte del bastidor. Con cuidado haremos pequeños agujeros en el bastidor e introduciremos los tornillos o ganchos que después irán directos a la pared.

Una vez tengamos todos estos pasos completados, ya tendremos el lienzo enmarcado y colgado de la pared.

En caso de querer fabricar el marco.

Si no tenemos un marco previamente montado, podemos crearlo.

En este caso, necesitaremos más materiales:

*Cuatro listones de madera DM, previamente cortados.

*Cola blanca

*Cinta americana

*Papel de lija

Y si queremos pintar el marco, 

*Pintura del color a escoger

*Imprimación

*Brocha

Para crear el marco, tenemos que coger el lienzo y ponerlo en una superficie plana y lisa. 

Hay que comprobar que todas las piezas encajan bien. Para ello, hay que colocar los cuatro listones alrededor del lienzo.

Los cuatro vértices tienen que encajar. Y la pintura se tiene que amoldar bien. Sin huecos ni desniveles.

Retiramos el lienzo, para dejar solamente los cuatro listones para unirlos. Durante el pegado y secado, no es buena idea tener el lienzo pegado al marco.

Si todo encaja, hay que unir dos listones por la esquina. Para ello, necesitaremos dar cola blanca en una de las dos maderas, para luego juntarlas.

Repetimos el proceso para que los cuatro listones formen una pieza sólida.

Cuando hayamos encolado, hay que grapar en los vértices para que las maderas no se despeguen.

Si seguimos notando debilidad en las uniones podemos poner cinta americana a modo de refuerzo.

Hay que dejar secar 24 horas y lijar toda la superficie para que quede uniforme. También nos dará un mejor acabado en el caso de que queramos pintar el marco.

Si queremos darle color a nuestro marco necesitaremos imprimación y pintura. Con una brocha gruesa hay que dar una capa de imprimación y luego dejarla secar, para que la pintura se adhiera correctamente.

Hay que dejar secar unas horas entre capa y capa. Al final, el acabado que quieras darle es un gusto personal. Puedes dar varias capas de imprimación y pintura, si quieres conseguir un acabado más pulido.

Una vez tenemos el marco fabricado, hay que seguir el mismo proceso de enmarcado.

Cuando terminemos, el marco y el lienzo tendrán un punto extra de personalidad, y nuestro lienzo tendrá aún más valor. 

¡Esperamos que esta guía te haya sido útil!