Saltar al contenido
TodoLienzos.online

Guía para hacer tu propio bastidor para lienzos

bastidor de madera como hacer

¿Cómo hacer un bastidor para lienzos?

Si quieres saber cómo crear un bastidor para lienzos, has llegado al lugar correcto. Un bastidor es el elemento que sujetará la tela del lienzo. Se trata de varias piezas de madera ensambladas para que el lienzo quede firme y sujeto.

De esta manera, tendremos la firmeza necesaria para dar imprimación y pintar sobre la tela. Además, será indispensable para conservar el lienzo en buen estado y colgarlo de la pared.

Es por esto, que en este post te explicamos paso a paso cómo fabricar el bastidor.

¿Qué necesitamos para empezar?

Primero hay que saber para qué es necesario un bastidor. Independientemente del tamaño del lienzo, tener una base sobre la que trabajar es imprescindible.

Además, el objetivo es que el lienzo no se deteriore con el tiempo. Tener una tela arrugada o en mala posición puede acabar dañando la pintura o la capa de imprimación.

Para fabricar el bastidor necesitamos saber el tamaño del lienzo que tenemos. En función de lo que mida la tela podremos empezar a construir.

Las dimensiones y el peso de la obra al completo son importantes para decidir dónde va a ir la obra. No es lo mismo un lienzo para una habitación pequeña, que para un espacio grande y abierto.

Y en cuanto al peso, hay que mirar dónde va a ir colocado. ¿Irá sobre una pared gruesa? ¿Sobre un tabique de pladur? ¿O estará apoyado en el suelo?

En este post veremos los materiales necesarios y el proceso de ensamblaje.

Materiales necesarios del bastidor para lienzos

Para empezar a fabricar el bastidor, empezamos con los materiales necesarios.

Si empezamos con el cuerpo del lienzo, necesitaremos cuatro listones de madera de DM (densidad media) para el cuerpo exterior, y 1 o 2 listones de DM para los travesaños.

En función de la medida que escojas para tu lienzo, necesitarás más o menos refuerzo en la parte interior a la hora de ganar estabilidad y rigidez a la hora de pintar.

De ahí, que esté escrito “1 o 2 listones”. En el caso de que solo necesites un travesaño, este debe introducirse en la mitad del cuerpo del lienzo en posición horizontal.

Si notas que el tamaño del lienzo es más grande, los dos travesaños irán cada uno en una tercera parte de la medida del cuerpo. También en posición horizontal.

A modo de ejemplo, si queremos construir un lienzo de 1 metro de largo, el travesaño tendrá que situarse justo en la mitad, 50 cm.

Si se quiere construir un lienzo de 1,50 metros de largo, los travesaños deberán ir a los 50 cm. y al 1 m. de largo.

*Para los anclajes

A la hora de armar el bastidor es muy importante que estén todas las partes correctamente sujetas.  Por tanto, se necesita:

Taladro eléctrico 

Tornillos

Grapadora profesional

Cola para madera

Papel de lija

Trapo o bayeta 

Regla o nivel

Es muy importante remarcar que en esta guía partimos de la base en la que las maderas ya están cortadas.

De hecho, es lo más recomendable a la hora de fabricar un bastidor para lienzos, puesto que se necesitan sierras caladoras y otros equipos de seguridad.

Cuando vayas a la tienda a comprar la madera, lo más seguro es que te la puedan cortar allí mismo.

Por lo que traer las maderas ya cortadas es un gran ahorro en tiempo y dinero.

Cómo montar un bastidor para lienzos de forma fácil

Lo primero que se tiene que hacer, es colocar todas las piezas de madera para el cuerpo encima de la superficie de trabajo.

Una vez estén colocadas, antes de hacer agujeros o pegar cola, debemos comprobar que todas las piezas encajan correctamente, sin estar sueltas o torcidas.

Cuando hayamos realizado esta comprobación, lo siguiente será empezar a agujerear.

En función del grosor de las piezas del cuerpo del bastidor, el tamaño de los tornillos va a cambiar.

Recuerda que los puntos de unión del bastidor se encuentran en las esquinas.

No obstante, antes de enroscar el tornillo directamente sobre la madera, tienes que hacer un agujero con una broca un poco más gruesa que el propio grosor del tornillo.

De esta manera, nos aseguramos de que los tornillos se inserten correctamente y no acaben rompiendo los listones de madera.

Una vez estén hechos los agujeros, tendremos que ir enroscando los tornillos uno a uno.

Para tener más sujeción y rigidez, podemos aplicar cola para madera en las esquinas agujereadas, y después insertar los tornillos.

De esta manera nos aseguramos más rigidez, a la hora de hacer el bastidor para lienzos.

Cuando esta primera parte ya esté lista, es el momento de colocar los travesaños. (ver foto)

Cuando tengamos la estructura montada, hay que dejar reposar unas horas la cola blanca para que se pegue correctamente.

Una vez la estructura esté sólida, es el momento de empezar a lijar toda la superficie.

Especialmente si se trata del frontal del bastidor, que es donde vamos a tener que colocar el lienzo más adelante.

De esta manera evitaremos grietas y abrasiones en la tela con posibles astillas no deseadas.

Para acabar, una vez tenemos finalizado el proceso de lijado, debemos limpiar la superficie con un trapo seco.

Cuando hayamos completado todos estos pasos, el bastidor ya estará listo para insertar la tela.

¡Esperamos que esta guía te haya sido útil!